"Enseñen a los niños a ser preguntones, para que, pidiendo el por qué de lo que se les manda hacer, se acostumbren a obedecer a la razón, no a la autoridad." (Simón Rodríguez)

domingo, 30 de mayo de 2010

LEEMOS POESÍA, Manuel

Manuel eligió Nana del gitanillo, de Julio Alfredo Egea


NANA DEL GITANILLO

Me pesa en brazos
la carne morena
de tu cuerpecito
Duérmete, mi amor !
Por el rio adelante
va la luna llena
y azota con junco
lobos de carbon.
Que no ! Que aqui no... !

Ya vuelan los pájaros
negros de tus ojos
a mi corazon.

La fragua distante
levanta en el viento
su constelacion.
Yunques y martillos
haran con tus suenos
anforas de sol.

La rueda del carro,
con polvo de luna,
cesa en su cancion.
El caballo esconde
su trote mejor.

No llores, mi niño !
Duérmete, mi amor !